Comisión de Designación de Árbitros

La Comisión de Designación de Árbitros ("la Comisión") es uno de los órganos más relevantes de la Corte. Su función es la de designar árbitros si las partes no se pusieren de acuerdo, confirmar a los árbitros propuestos por las partes y revisar los procesos de recusación, remoción y sustitución de miembros del tribunal arbitral.

 

La Comisión está compuesta por una mayoría de profesionales de prestigio de mundo jurídico, totalmente independientes de la Corte de Arbitraje de Madrid. El puesto es no remunerado y los miembros no pueden designados por la Comisión para actuar como árbitros. 

 

Composición   

 

La Comisión actualmente está compuesta por:

 

Regulación

La Comisión se regula por el Estatuto de la Corte de Arbitraje de Madrid, artículos 8 y 11, así como por las Reglas de funcionamiento interno aprobadas por el Pleno de la Corte de Arbitraje de Madrid. Sus pautas y recomendaciones para la designación de árbitros se explican en la siguiente Nota.

La Comisión se configura como un órgano colegiado y es competente en materia de designación y confirmación de árbitros, contando para ello con el apoyo de la Secretaría de la Corte. 

La Comisión ordinaria estará compuesta por un mínimo de cuatro y un máximo de seis miembros ordinarios. Será miembro permanente de la Comisión ordinaria el Presidente de la Corte (“Presidente”). Los miembros restantes (“Miembros Externos”) serán personas de reconocido prestigio en el mundo jurídico externas a la Cámara. Adicionalmente a los miembros ordinarios, podrá designarse a dos miembros no permanentes con naturaleza internacional, que participarán exclusivamente en el proceso de designación de árbitros en arbitrajes internacionales cuando el Presidente, por la complejidad, cuantía o circunstancias específicas del arbitraje lo considere conveniente (Comisión extraordinaria).

Los Miembros Externos (incluyendo los internacionales) serán elegidos por períodos de dos años, prorrogables por un año adicional, continuando vigente su mandato como miembros de la Comisión hasta la fecha de celebración del primer Pleno de la Corte siguiente a la expiración del período (inicial o prorrogado) por el que fueron nombrados. Finalizado un mandato, deberá transcurrir un periodo mínimo de un año antes de que puedan ser reelegidos. La condición de miembro de la Comisión no será remunerada.

Régimen de incompatibilidad

La Comisión no designará a ninguno de sus miembros como árbitro para procedimientos arbitrales administrados por la Corte ni cuando actúe como autoridad nominadora. Los miembros de la Comisión sí podrán ser designados como árbitros por las partes, bien como árbitro nombrado a instancia de parte o árbitro presidente.

La Comisión se reúne una vez al mes con carácter fijo, pudiendo ser convocada en cualquier momento en caso de necesidad.